Piden maestros resolver acuerdos

Piden maestros resolver acuerdos

Chihuahua, Chih..-  La Sección del SNTE ha manifestado ante la Secretaría de Educación y Deporte su firme propósito, de que los acuerdos no sean tomados en forma unilateral para que se obtengan mejores resultados, y en este sentido pide que se atiendan los diversos problemas que se han presentado.

En su justa demanda prevalece el fin superior de brindar una mejor educación, por lo que se hace necesario lograr la atención amplia y oportuna de parte de la autoridad correspondiente a este reclamo

“No permitiremos que a ningún trabajador de la educación se le afecte en su estabilidad laboral", expresó el profesor Martín Campoy, titular del nivel de Telesecundaria en la Sección 42.

La Sección 42 del SNTE está apoyando las gestiones del profesor José Baldomero Urías, el cual fue cesado de su plaza de maestro en la telesecundaria de la comunidad de La Casita, debido a que no se presentó a laborar en la comunidad de Cajurichi, municipio de Ocampo, a donde se le había mandado después de acusaciones infundadas de una madre de familia de la escuela primeramente mencionada.

Sucede que para aclarar el hecho de las acusaciones, se le envió temporalmente a Baldomero a Cajurichi, con el acuerdo de que al inicio del presente año escolar se regresara a La Casita.

En base a ese acuerdo, se regresó el mentor, lo que dio pauta a que se le acusara de abandono de empleo y vino el cese fulminante.

Por esas razones, el profesor Ever Avitia, secretario general de la Sección 42, ha manifestado su plena adhesión al maestro Urías, a efecto de que se le reinstale en su trabajo en La Casita.

Esta mañana del lunes se presentó un numeroso grupo de docentes jubilados de la Sección 42 en las oficinas de la Secretaría de Educación y Deporte, acompañados de padres de familia de la comunidad de La Casita, para exigir la restitución de quien fue despedido injustamente, sin respetar el acuerdo signado con la autoridad educativa, y de paso sin contar con las pruebas de la acusación que se le hizo, esto en relación a que había introducido bebidas alcohólicas a la escuela, lo que hasta la fecha nadie ha podido comprobar.

Así las cosas, se espera que de un momento a otro sea reinstalado en su trabajo el señor Urías, el que además cuenta con todo el apoyo de los padres de familia del lugar, los que avalan el buen desempeño, constancia y seriedad del mismo en el cumplimiento de sus labores.



Comentarios