Plantean exhortar a la Policía Federal intensificar operativos encubiertos para abatir robo en carreteras

Plantean exhortar a la Policía Federal intensificar operativos encubiertos para abatir robo en carreteras

Ciudad de México.-  El presidente de la Comisión Bicamaral de Seguridad Nacional, diputado Waldo Fernández González (PRD), propuso exhortar al Comisionado General de la Policía Federal, Manelich Castilla Craviotto, para que, aunado a las actividades preventivas que actualmente realiza, ponga énfasis en los operativos encubiertos y de usuarios simulados para abatir, en lo posible, el delito de robo en carreteras.

De acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en su documento “Incidencia delictiva del fuero común 2017”, al 30 de septiembre de este año las denuncias presentadas ante agentes del Ministerio Público por robo en carreteras con violencia asciende a 3 mil 52 y sin violencia a 358.

En el documento, remitido a la Comisión de Seguridad Pública, Fernández González subrayó que las pérdidas económicas, como consecuencia de este delito, alcanzan “cientos de millones de pesos, sin poder precisarse con certeza la cifra, pues aumenta concomitantemente con los robos que de manera continua se perpetran”.

Argumentó que quienes se dedican al robo de transporte de carga operan en distintos niveles, con pequeñas y grandes estructuras, y de manera sofisticada. Los más organizados, abundó, utilizan aparatos que bloquean la señal satelital de los teléfonos móviles, y cuentan con cómplices que no necesariamente se encuentran en el lugar del asalto, pero facilitan la comisión del robo a autotransportes.

Las zonas de alto riesgo para el transporte de carga se concentran en el centro de la República, principalmente en Puebla, Estado de México, Veracruz, Querétaro y Guanajuato, en donde los grupos criminales especializados en este ilícito tienen operaciones simultáneas.

El diputado relató que la firma de consultoría en temas de seguridad, Sensi Guard (antes Freightwatch International), identificó que las rutas México–Veracruz (autopista Mex-15D) y Querétaro–Zacatecas (Mex-45D) son las de mayor riesgo para el robo al transporte.

Indicó que, de acuerdo con investigaciones, este ilícito ha crecido en 180 por ciento en los últimos dos años, pasando de 568 casos, reportados en 2014, a mil 590 en 2016, sin considerar aquéllos en donde las víctimas no presentan denuncias, pero las cifras de la iniciativa privada sugieren que existen muchos más.

Los datos del sector privado, precisó, muestran una tendencia al alza, en promedio cuatro asaltos diarios. También revelan que estos delitos se cometen cada vez con más violencia. Hace 15 años, el 84 por ciento de estos robos eran violentos y hoy alcanza el 94 por ciento.

Por ello, dijo, es incuestionable la labor de prevención de los robos en carreteras federales, donde se origina la gran mayoría de estos delitos. “Es una función que debe llevar a cabo la Policía Federal con mayor responsabilidad; es necesario que se aumente significativamente la labor de prevención de la comisión de estos ilícitos”.



Comentarios