Necesitamos que Vialidad tenga más prevención que sanción: Nadia Siqueiros

Necesitamos que Vialidad tenga más prevención que sanción: Nadia Siqueiros

Chihuahua, Chih..-  La legisladora del PAN Nadia Siqueiros dio a conocer en el pleno del Congreso del Estado que se debe reformar la Ley de Vialidad y Tránsito con el objetivo de prevención con medidas a fin de evitar resultados negativos al orden social, ya que debe atenderse como prioridad.

Siqueiros resaltó que la ciudadanía ha estado en descontento dentro del desempeño de los agentes, debido a que dejaron de lado la prevención para atender solo el lado sancionador.

“Debemos atender la problemática que surge por las practicas sancionadoras con las que dichos agentes ejercen su función dejando de lado los principios de legalidad, objetividad, eficiencia, honradez, y respeto a los derechos humanos”.

No obstante hay que ser objetivos y señalar que gran parte de la corrupción es originada a partir de que una persona al verse sorprendida por la comisión de alguna falta a la Ley o a los reglamentos, trata de evadir la responsabilidad ofreciendo las ya tan conocidas mordidas al oficial, que en ese momento intenta sancionar la conducta que origina la falta, da origen a una necesidad en deslindarse de una responsabilidad pagando una menor cantidad en comparación de aquella que se genera al pagar la infracción; es en este momento en el surge ese agente externo que propicia la corrupción, lo que deriva en un ingreso extraordinario para el propio funcionario dando un significado negativo en la obtención de un ingreso obtenido con facilidad y disfrazado conciencia social al intentar situarse del lado del ciudadano.

Por su parte, el papel que deben desempeñar los agentes viales deberá centrarse no solo en la función preventiva, sino que además deberá atender al auxilio que debe prestar a la ciudadanía en general en esa procuración del orden social.

Una de las maneras más comunes con las que se realizan este tipo de cacerías son ocultarse y aprovechar cualquier descuido de los conductores, propiciando con ello el que los propios agentes que se aventuran a estas prácticas, descuiden muchas de las funciones vitales que tienen bajo su encargo.

Por ello es conveniente hablar de que estas conductas negativas se están desvirtuando la honorabilidad de dicha institución, ya que al concentrarse en dichas prácticas, pasan por alto las tareas como dirigir el tránsito en las vías públicas, Dar oportuna asistencia a las personas que resulten lesionadas en accidentes de tránsito, Proporcionar a los turistas toda clase de facilidades e informes, etc.



Comentarios