No hubo fabricación de documentos ni fraude: Fernando Loya Beltrán

No hubo fabricación de documentos ni fraude: Fernando Loya Beltrán

CHIHUAHUA.-  Tras darse a conocer la detención del abogado Fernando Loya Beltrán, hijo de la Diputada del Distrito XXII Imelda Beltrán Amaya, dio a conocer su versión de los hechos sobre lo que explicó no se trata de un fraude monetario, sino una situación derivada de un litigio contra la empresa Woolfolk de México S.A. de C.V.

La legisladora, aclaró que su desempeño no tiene nada que ver con la situación legal del abogado y que por ello, pidió que se abriera un espacio para aclarar lo sucedido.

Loya Beltrán, ha sido abogado dedicado principalmente al rubro de lo laboral desde hace ocho años, y afirmó que tanto él como sus compañeros, han llevado su trayectoria de manera recta y honesta, además de que su despacho está acreditado de manera legal.

Rectificó la información vertida en medios de comunicación acerca de un fraude y aclaró que el Juez determinó que no había el delito de falsedad luego de una audiencia llevada a cabo ayer en Chihuahua.

“Quiero enfatizar en que no hay un daño económico a la empresa. No es un fraude, una cosa es un fraude y otra es fraude procesal, nos acusaron de fabricar documentos lo cual no es cierto. Los documentos los presentan mis clientes y son quienes nos otorgan el poder para llevar el caso” informó Fernando Loya.

El abogado fue detenido con una orden de aprehensión a causa de una denuncia instaurada por Mauro César Rodríguez Woolfolk en representación de la empresa Woolfolk de México S.A. de C.V luego de haber iniciado dos demandas a nombre de los clientes del despacho de Loya Beltrán, la primera en 2013 y que fue ganada en 2015, en tanto que la segunda continúa en proceso.

“Es una cuestión legal y el que afirma está obligado a demostrarlo. Me duele que se manche mi imagen, reputación y la de mis compañeros. Es independiente de la relación madre e hijo con la Diputada Beltrán. Es un asunto personal de trabajo de litigio” puntualizó.

Tanto el abogado Fernando Loya como sus compañeros de despacho, continuarán con el proceso en libertad luego del pago de una fianza de 50 mil pesos que será pagada de manera mensual por una cantidad de 2 mil 500 pesos.

“Es un trabajo difícil el de la abogacía pero con mucho gusto lo desempeñamos, para mi vale más la reputación que el dinero y enfatizo que no se trata de dinero, no tenemos un peso en la bolsa que sea de pago indebido” finalizó.



Comentarios