EDITORIAL

EDITORIAL

Chihuahua, Chih..- 

Qué transa, Carranza!

Cambio

Camina el Carranza presuroso, sus pasos tienen un objetivo, el banco de su compa en la plaza. Tiene en mente quedar bien boleado porque anda en afán de entregar algunos papeles en algunas oficinas, quizá con la esperanza de mejorar la chamba o ya de plano en afán de no salir perjudicado con la transición de los gobiernos.

- Que tranza, Carranza! –Saluda a su compa en el banco que deja un zapato que trae en la mano para atender a uno de sus clientes más frecuentes.

- ¿Cómo anda, mi compa?, dichosos los ojos. ¿Bola completa?

- Aquí, mi Compa, haciendo por la vida viendo donde y a quién le entrego papeles para ver si consigo un nuevo jale, el problema es que hasta ahorita no se sabe con quién porque el nuevo gobierno no ha dado señales. Y sí, déjeme los calcos como nuevos, usted que sabe como.

- Está raro, en otras administraciones dieron luz desde días antes, con bombo y platillo, pero bueno, se entenderá que es porque sale el PRI y entra el PAN, entonces las cosas deberán ser diferentes.

- Será el sereno, mi compa, pero entre la gente de a pie, la tropa en el gobierno, hay mucho nervio, muchos creen que son sus últimos días de trabajo. Claro que hay otros que saben si se quedan pero la duda es quién será el nuevo mandamás en cada área, y eso también los tiene nerviosos.

- Será para que se apunten ai en la carrera de la Liberación. Alomejor los que ganen sí tendrán segura la chamba.

- Uh, me hubiera dicho antes para comenzar a entrenar, jejejeje.

- Eso anduvieron diciendo en la semana, pero yo creo más bien que lo decían de cotorreo.

- Pues así lo dirían, pero creo que es la primera vez luego de las elecciones que los ciudadanos podrán acercarse al gobernador electo y conocer a su equipo de trabajo. Aunque bueno, dicen que el sábado ya deberá quedar nombrado todo el gabinete.

- A partir de ahí es cuando se debe acercar, mi compa, para que aprecien sus capacidades y lo llamen a un puesto más alto en el gobierno.

- No, mi compa, no creo que sea así la cosa. Ahora que todos tenemos derecho de proponernos, de buscarle, pero la verdad quién sabe cuál sea el programa o los piensos que traigan los que dispondrán de la administración pública estatal durante los próximos cuatro años y fracción.

- Pues por las vísperas, parece que será un gobierno distinto en eso también, a ver cómo nos va.

- Sí, por las vísperas se conocen los amaneceres, dice el dicho, y el amanecer de la próxima semana irá marcando también los días, mi compa. Por lo pronto los famosos cien días deberán tener un plan bien trazado, con líneas que dejen un buen sabor de boca, así se ha estilado.

- Oiga, mi compa, y como cuánto tiempo cree que pase para que comience la pelea con el gobernador saliente.

- Más bien dirá que como para cuándo acabará, porque no ha terminado, es un roudn muy largo el que llevan esos dos.

- La mera verdad, mi compa, ¿Usted cree que en verdad metan al bote al gober saliente?

- Yo digo que eso no se decidirá en Chihuahua, creo que eso será una decisión política que deberá venir desde el centro del país, particularmente desde Los Pinos, y no me refiero a los del Desierto de los Leones, quede claro.

- ¿A poco el Presidente tendrá la última palabra?

- Pues parece mentira, pero en este país de cambios algunas cosas no han cambiado, y creo que esa de la justicia es una entre tantas.

- A ver, a ver, barájemela más despacio que llevo prisa, ¿pos cómo?, ¿qué no vivimos tiempos en los que la justicia es independiente de las decisiones de los presidentes o de los gobernadores?

- Eso nomás en el discurso, mi compa; claro que en muchos casos la justicia sigue dependiendo de la voluntad de los políticos, más que de las pruebas periciales técnicas y científicas. ¿O no se acuerda de los Moreira en Coahuila?

- Ah, ¿el que era presidente del PRI nacional?

- Ese mero, cuando era gobernador falsificó un decreto del Congreso para pedir un préstamo y endeudar al Estado, y a pesar de las denuncias y demás cuestionamientos, el sujeto sigue libre y además se aventó la maniobra de que hoy su hermano es gobernador. ¿Así o más clara?

- No, pues, como que ya le voy entendiendo. Sobretodo porque esas broncas son de la PGR que es federal, ¿verdad?

- Pues más o menos. Todo dependerá de las negociaciones y el empeño que le pongan los acusadores, en este caso las organizaciones que iniciaron las denuncias y luego el mismo gobernador entrante que lo prometió en campaña.

- Fue la única promesa de campaña, ¿verdad?

- Pues quizá hubo otras, pero ahorita en la mente de Juan Pueblo sólo existe una: cárcel para el gobernador saliente.

- Si no la cumple o da señas de hacer un esfuerzo grande, como que la gente se va a desilusionar, ¿verdad?

- Eso piensan algunos, muchos diría yo, y la verdad esque la gente votó en contra de todo lo que representa el gobernador saliente, ese es el sentir popular. ¿Justo o injusto?, ese juicio sólo lo dará la historia.

- Pues por lo que me dice, el gobierno entrante tiene un reto muy grande.

- Sí, un reto que requiere mucha habilidad, mucha negociación, mucha insistencia y sobretodo mucha prudencia ya que una cosa es un candidato hablando de promesas y descalificando a los opositores, y otra muy distinta un gobernador.

- ¿No es lo mismo antes que después, mi compa?

- Así como en las películas, una cosa es Ante el cadáver de un líder y otra muy distinta el Su Excelencia.

- Ah, que buenas películas, verdad, la primera con Gonzalo Vega y la segunda con el Cantinflas.

- Es lo que le digo, mi compa.

- Bueno, ya quedó listo para ir a pedir chamba, no crea que no vi que trae sus solicitudes printaform, jejeje.

- Ah, como será, mi compa, pero la mera verdad sí traigo como diez. ¿Cuánto va a ser?

- Ya se la sabe, eso no cambia como el gobierno; su dólar, o sea 20 pesos, como siempre, no ha subido.

Rodrigo Ramírez T..



Comentarios